Actividades
Audiovisual 1
Audiovisual 2

  Descargar PDF   Descargar Audiovisuales

Lo que se mueve alrededor de la moda, la publicidad y el consumo no siempre es inocuo. Para los publicistas y los anunciantes, la publicidad y las modas son los vehículos mediante los cuales hacen mover sus productos en el mercado, pero el modo de hacerlo puede ser muy diferente produciendo efectos diversos en los que la recibimos.

¿Qué sucede cuando lo que se nos pretende vender juega con nuestras emociones o con nuestra autoestima?

¿Qué hacer cuando se nos crea la necesidad de alcanzar algo que no es posible por insistencia de una determinada estrategia publicitaria o una determinada moda pasajera?

¿Es válido priorizar la imagen a cualquier precio, por encima del bienestar del consumidor, que no siempre distingue que lo que se le propone supone una merma en su autoestima y la búsqueda de objetivos no viables?

¿En qué momento las personas dejamos de ver el cuerpo, la imagen o las modas como algo ingenuo, que no nos afecta y lo empezamos a convertir en el combustible de nuestra autoestima?

Dos secuencias nos llevan en esta ocasión a la reflexión. En la primera, el permanente problema de los retoques de imagen en los anuncios que nos venden cuerpos esculturales a los que imitar cueste lo que cueste. En la segunda, la realidad de que algo nos sucede entre la infancia y la vida adulta que nos hace perder la ingenuidad, la ilusión y el aprecio por nuestra imagen a un precio realmente alto: nuestra propia autoestima

Qué podemos trabajar con este audiovisual Material complementario

Qué podemos trabajar con este audiovisual

A continuación se presenta una actividad para realizar en grupo a partir de los vídeos planteados:

La publicidad llega a toda edad, a toda ciudad, a cada familia, a cada rincón, a cada persona. Y por fuerte que sea el criterio de cada cual, tal y como pasaría con una piedra que es regada constantemente por una gotera, la posibilidad de erosionarse por la insistencia del agua está ahí. La gotera parece pequeña, la piedra suficientemente fuerte. Pero a veces es difícil resistirse al influjo que la publicidad puede llegar a tener.

Se visualiza la primera secuencia, en la que se observan claros retoques sobre una modelo normal con la que podrían identificarse buena parte de las chicas, y se lanzan las siguientes preguntas:

  • ¿Qué os parece a las chicas que se retoque la imagen de esta modelo?
  • ¿A quién se parecen ellas más, a la primera o a la segunda?
  • ¿Tan mal está que necesita retoques?
  • ¿Cómo os hace sentir a las chicas esta cuestión? ¿Os hace sentir mejor o peor?
  • ¿Pensáis que os influye este tipo de publicidad?
  • ¿Creéis que esto puede llevar a “despreciar” o no valorar los cuerpos “normales”?

Los retoques transmiten a quien observa un mensaje sutil, pero potente a la vez: ser normal no es suficiente.

Se continúa con el trabajo reflexivo grupal a través de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué sentís si alguien os dice ”No es suficiente con que seas normal. Tienes que ser como éste o ésta ”?(refiriéndonos a la imagen retocada)
  • ¿Cuánta gente pensáis que está influida por este tipo de publicidad?
  • ¿Creéis que su autoestima puede quedar intacta si constantemente recibe imágenes y propuestas publicitarias de este tipo?

Para completar la actividad, se introduce el segundo vídeo en el que se presenta una secuencia donde se pueden ver mujeres y niñas reaccionando ante la presencia de una cámara de fotos y/o de vídeo. Una vez vista se lanzan las siguientes preguntas:

  • ¿Qué pensáis que ha sucedido con esas mujeres para que hayan perdido el gusto por ser filmadas ?(cuando es evidente que es algo con lo que se disfruta cuando somos pequeños)
  • ¿A qué factores lo atribuiríais?
  • ¿Pensáis que ellas tienen una expectativa acerca de cómo deben salir en el vídeo, o les da igual?
  • ¿Qué autoestima pensáis que es mejor, la de las mujeres o la de las niñas que aparecen en el anuncio?
  • ¿Cuándo diríais que dejaron de pensar que eran preciosas y por qué?

Material complementario

Apoyo 1

A continuación se presentan dos recursos audiovisuales complementarios y propuestas de trabajo vinculadas a ellos, que podrán ser utilizados a lo largo de la actividad para aportar mayor contenido al trabajo reflexivo:

4 CHICAS CAMBIAN SU IMAGEN

¿Qué sucedería si te dieran la oportunidad de acercarte más al ideal de belleza que tienes en tu mente? Muchas personas en su cabeza piensan que, si esto sucediera, su vida sería mucho más feliz.

Las 4 chicas de la secuencia son sorprendidas con esta posibilidad y, cómo no, la aprovechan. Aunque el resultado finalmente no es el que esperaban, porque en cierto sentido casi no se reconocen. Quizá habían idealizado algunas características, olvidando que lo que verdaderamente les hace ellas mismas es su propia esencia, sin adornos ni retoques.

La gran pregunta es ¿merece la pena dejar de ser uno mismo para ser algo que sólo es ideal en nuestra mente?

Apoyo 3

BOCETOS DOVE DE LA BELLEZA REAL

Por último, esta secuencia nos trae ante la realidad de que, en muchas ocasiones, quienes nos vemos mal somos nosotras y nosotros mismos, mientras otras personas realizan una descripción más real, y positiva, de nuestra belleza. Un retratista forense dibuja a unas mujeres sin verlas, en función de su propia descripción de sí mismas. Más adelante las dibuja en función de la descripción que otras personas hacen de ellas. Los retratos son significativamente diferentes, pero además, los que están basados en la descripción de otras personas son más realistas y, además, más bellos, como las personas a las que representan. Una vez vista la secuencia, se pueden utilizar las siguientes preguntas para la reflexión:

  • ¿Por qué somos tan críticas y críticos con nuestra imagen?
  • ¿Tras ver esta secuencia pensáis que tendemos a distorsionar nuestra propia imagen? ¿Por qué pensáis que puede suceder?
  • ¿Hasta qué punto dependemos de la opinión de otras personas para determinar si somos bellas y bellos?
  • ¿En qué cánones de belleza están pensando estas mujeres para considerar si su frente, sus pómulos o sus pecas son excesivos o no?