Actividades
Audiovisual 1

  Descargar PDF   Descargar Audiovisual

Una de las cosas que más ha cambiado nuestras vidas en los últimos años es que prácticamente todas las personas llevamos en la mano un dispositivo que permite, además de llamar y recibir llamadas, también tomar notas, escribir mensajes, grabar audios o vídeos, editar lo que grabamos y otras muchas cosas más. Si a ello le añadimos las posibilidades de envío y recepción que nos brindan internet y las redes sociales, entenderemos parte de por qué ahora lo documentamos prácticamente todo. Piensa en tu caso particular…

Cuando estás en un evento, ¿tiendes a grabar lo que está sucediendo para poder compartirlo? ¿Con quién sueles compartir ese material?

¿Crees que llega, no solo a las personas más cercanas a ti, sino también a otras que ni siquiera conoces?¿O esto te parece algo exagerado?

¿Ves más ventajas o desventajas en el hecho de casi poder documentarlo todo a través de las nuevas tecnologías?

¿Tienes la sensación de estar perdiéndote una parte de la realidad que vives por el hecho de estar demasiado pendiente de documentarlo tecnológicamente?

Hoy vamos a reflexionar sobre algunas de estas cosas. ¿Me acompañas?

¿Qué podemos trabajar sobre este tema?

¿Qué podemos trabajar sobre este tema?

Sería injusto plantear el asunto de documentarlo todo solamente desde las desventajas que tiene, aunque puedan ser muchas. Hemos de reconocer que, como todo, esta nueva costumbre nuestra tiene sus pros y sus contras. Así que comenzaremos nuestra reflexión proponiendo recoger aquellos aspectos, positivos o negativos, en los que puedan pensar a priori sobre esta forma de vivir la realidad a través de las nuevas tecnologías. Puede hacerse en la pizarra, simplemente tomando nota de las aportaciones en gran grupo a través de dos columnas diferenciadas, “Ventajas” y “Desventajas” de documentarlo todo.

Para enriquecer las posibilidades de respuesta, puede proponérseles que para esta parte de la actividad tengan su móvil en la mano. Así, echando un vistazo a las aplicaciones que cada cual tiene instaladas en su dispositivo, podrán explorar las diferentes maneras en las que hacen esa documentación de la realidad y qué ventajas y desventajas ha traído a sus vidas.

Por ejemplo, cuando abran su móvil verán, casi en primer lugar, la galería de fotos, en las que habrá probablemente cientos de ellas. Algunas les traerán gratos recuerdos sobre lo vivido, otras les harán tomar contacto con una realidad de la que apenas fueron conscientes porque estaban haciendo la foto y, en otras ocasiones, pueden caer en la cuenta de que algunas de esas fotos pueden haberles traído problemas. Todo tiene su cara y su cruz.

Otras posibles maneras de documentar, con sus pros y contras, son los mails, las historias en Instagram, los tweets, los “Likes” en Facebook, las ubicaciones en tiempo real y un montón de opciones más que es el momento de comentar.

A continuación, llega el momento de introducir la secuencia audiovisual. En ella, Jenny Young está repasando y evocando algunas de las “documentaciones digitales” que ha ido acumulando a lo largo del tiempo sobre su relación con su novio. En ella podemos encontrar diferentes formas que ella ha empleado y vamos a pedir a los chicos y chicas que, mientras ven la escena, puedan identificarlas y comentarlas (por ejemplo, la foto de perfil, que en algún momento tomó con su cámara, los chats en los que hablan de lo que van haciendo en cada momento con las amigas, y en los que también expresan sentimientos o informan de los últimos avances en su vida, además de pedir consejo y obtener la aprobación de quienes nos leen…)

  • ¿Qué tipo de medios de documentación de lo que te sucede en el día a día usas tú?
  • ¿Te quita esto alguna parte de tu intimidad? (Por ejemplo, la última conexión de whatsapp, o quizá los dos ticks azules que indican si un mensaje ha sido leído o no...)
  • ¿Has tenido alguna vez la sensación o incluso la experiencia de que las nuevas tecnologías hacen en ciertas ocasiones de “chivato inoportuno” porque queda todo registrado?
  • ¿Alguna vez te has visto metido o metida en una situación embarazosa por ese peligro de que algo que no querías ha quedado documentado o registrado?

Algunos de estos registros son involuntarios o los impone el propio programa o red social que se esté empleando, pero también hemos de reconocer que la mayor parte de ellos son algo voluntario sobre lo que no terminamos de ejercer mucho control, aunque tengamos en la mano las herramientas para hacerlo. Por ejemplo, podríamos limitar que los demás vean cuándo hemos estado conectados en whatsapp o si hemos leído o no los mensajes, pero muchas veces no lo hacemos..

  • ¿Por qué no usamos esas herramientas aunque las tengamos a mano? (Tristemente tiene que ver con que, cuando nos damos la posibilidad de que los demás no nos observen tanto, dejamos de tener acceso a parte de su información.)

Es muy posible que al inicio de la actividad, cuando se han ido recogiendo las dos columnas con pros y contras, sean mucho mejor y más ampliamente percibidos los primeros que los segundos. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y la propia secuencia trae a colación una de las principales desventajas de estar demasiado centrado en documentar la vida en vez de vivirla. Cuando Jenny se pone a hacer recopilación de su relación tal y como ha quedado plasmada a través de la tecnología, no tarda en descubrir que aquello que acaba de sucederle, la ruptura con su novio, era la crónica de una muerte anunciada. En otras palabras, la hubiera visto venir de no ser porque se centró demasiado en otras cosas y porque pensó que la calidad de relación que tenían (buena parte a través de los bits de sus dispositivos electrónicos) era suficiente.

  • ¿Cuáles son los principales errores que crees que ha cometido Jenny en su relación, por lo que hemos podido ver en la secuencia?
  • ¿Puede alguno haber tenido que ver también con el uso de la tecnología? (P.e. al usar mensajes en vez de llamadas, o conformarse con una relación aparentemente fluida por redes que realmente no lo era en la realidad…).

En este momento podemos volver a visionar la secuencia para identificar algunas de las primeras señales de ese fin de la relación.

  • ¿Conocéis casos cerca vuestro en que, por esa costumbre de registrar todo lo que sucede habéis descubierto cosas que no esperabais o incluso os habéis dado cuenta, como Jenny, de que había llegado demasiado tarde para aprovechar las oportunidades que el día a día le daba?

Terminaremos la actividad en esta ocasión proponiendo a los chicos y chicas que preparen un mural con 10 consejos para no llegar demasiado tarde en cuanto a asuntos relacionados con las nuevas tecnologías. La manera más fácil de ayudarles a enfocarlo es que cada frase debe incluir las palabras “antes de que sea demasiado tarde” y contenga una recomendación sobre tecnología. Por ejemplo, “Vive tu vida en tiempo real, antes de que sea demasiado tarde” o “Disfruta de lo que sucede a tu alrededor, en vez de grabarlo, antes de que sea demasiado tarde”.