Actividades
Audiovisual 1
Audiovisual 2

  Descargar Audiovisuales

En una sociedad como la que vivimos, especialmente materialista, aquellas cosas que poseemos parecen ser una especie de extensión de nuestra personalidad. Gustos diferentes llevan a compras distintas que se concretan en mensajes más o menos sutiles que hablan de quiénes somos y qué queremos proyectar hacia fuera.

¿Qué tipo de objetos, piensas tú, compramos como una extensión de nuestra personalidad?

¿Por qué piensas que usamos los objetos para proyectar mensajes hacia fuera?

¿Crees que esos mensajes corresponden con la realidad de quiénes somos, o son más bien una fachada?

Si pudieras pensar en tus posesiones materiales, ¿cuál de los objetos que posees habla más acerca de quién eres?

La moda, la ropa que llevamos, nuestros complementos, son uno de esos aspectos que procuramos cuidar –o descuidar, según convenga- porque hablan de cómo somos o queremos que nos vean. Nos disponemos a profundizar un poco más en esto a través de la siguiente actividad…

¿Qué podemos trabajar sobre este tema?

¿Qué podemos trabajar sobre este tema?

En esta ocasión vamos a usar dos audiovisuales complementarios. En ambos, que tienen en el centro a la misma protagonista, se considerarán dos aspectos principalmente. Por una parte, qué nos hace sentir la moda y, por otro lado, cómo lo que se vende con la moda son principalmente sensaciones. De ahí, quizás, que la gente esté tan dispuesta a pagar grandes cantidades de dinero por ella.

Comenzaremos, sin embargo, con una pequeña actividad que nos haga pensar. Vamos a escoger tres fotografías en las que se muestren tres tipos de coche. Podrían ser las siguientes, por ejemplo:

Vamos a pedirles a los chicos y chicas participantes que intenten adivinar qué tipo de conductor o conductora podría estar detrás de ese vehículo y qué rasgos de personalidad creen que pueden tener.

  • Si tuvieras la posibilidad de comprarte un coche, ¿cuál sería?
  • ¿Cuál no te comprarías jamás? ¿Por qué?

Seguramente pueden pensar en situaciones que han vivido en la carretera con sus familias en que determinado tipo de coche está asociado también con una forma muy concreta de conducir y estas informaciones pueden añadirse al análisis que están haciendo.

Para complementar esta pequeña aproximación, hemos tomado algunas fotografías de la página www.seguropordias.com. En ellas se muestran algunas características de personalidad que parecen estar asociadas a algo tan cotidiano como nuestro coche y que es uno de esos elementos que usamos para “hablar” a los demás de quiénes somos o nos gustaría que vieran al mirarnos. Por supuesto, no son el único elemento que utilizamos con esta función. Podríamos pensar en el tipo de perro que tenemos, las zapatillas que calzamos, el barrio que elegimos para vivir o el tipo de vacaciones que escogeríamos para las vacaciones. Pero usamos los coches como ejemplo en esta ocasión.

Aquí tienes algunas ideas…

Proponemos usar estas imágenes para complementar la reflexión inicial sobre cómo escogemos determinados objetos o elementos cotidianos para hablar de quiénes somos y sentirnos de una determinada manera. Esto puede ser un buen trampolín para llevarnos la conversación en el aula hacia donde realmente queremos: hacia cómo la moda sirve justamente para esto y qué sensaciones nos trae.

Es el momento de visionar el primer audiovisual, “Cómo nos hace sentir la moda”. Pediremos a los chicos y chicas participantes que, al verlo, intenten identificar las diferencias entre el tipo de chica que entra en la tienda y el tipo de chica que sale.

  • ¿Qué ha sucedido con la chica al entrar en la tienda y comprar la chupa?
  • ¿Cómo describirías a la chica que entró y a la que salió?
  • ¿Es que la chupa ha tenido un poder transformador mágico sobre su personalidad?
  • ¿Puede ser que lo que haya hecho la chupa sea potenciar determinados rasgos que ya estaban en ella, pero que han sido magnificados por el aire que le da esa prenda lengendaria de ropa? (Ella ya manifiesta ciertos rasgos retadores y transgresores de personalidad, como dar las gracias cuando el vendedor le dice que tiene una mirada sospechosa, o el desparpajo con el que le da su consejo empresarial y sale de la tienda. Pero la cazadora parece darle un impulso a esa forma de ser y seguir pisando fuerte a lo largo del resto del día).

Llaman la atención varias cuestiones en la escena. Una de ellas, al probarse por encima un top al inicio de la secuencia, lo que ella ve en el espejo, que es diferente a la realidad. Comentar este detalle, así como la pose de ella, los complementos que rodean al top que tiene en la mano, y lo que parece proyectar en su imaginación cuando se ve con todo ello puesto.

  • ¿Qué tipo de persona crees que quiere ella proyectar hacia fuera?
  • ¿Qué quiere decir al resto del mundo acerca de sí misma?
  • ¿Qué elementos audiovisuales en la secuencia se han usado para mostrarnos ese cambio en ella? (Desde el tipo de música de fondo, la forma segura de pisar de ella, el tiempo que dedica a verse reflejada en el escaparate, sus muchas poses, e incluso la letra que se oye de fondo al final de la secuencia: “Esa chica es una reina…”

Pasamos al segundo audiovisual (“Vender la moda”) para llevar la reflexión un poco más allá. Porque en él nos vamos a encontrar más pistas sobre quién realmente es esta chica y en qué situación está.

Cuando ella llega a casa no tardamos mucho en percibir que el apartamento está en pésimas condiciones de humedad, desorden, limpieza… seguramente porque no tiene los medios para permitirse algo mejor y tampoco el ánimo para hacerlo. Por el contexto del capítulo (que no vemos en las secuencias), ella acaba de perder su trabajo y no tiene dinero ni tampoco demasiados planes para salir adelante. Pero esta chaqueta, de alguna forma, va a ser parte de lo que ella considera la solución…

De nuevo, al ponérsela, y colocarse delante del espejo, percibe las sensaciones que sintió al salir de la tienda, el espejo vuelve a brillas, y decide vender esas mismas sensaciones a través de la chaqueta, con lo que la cuelga en una página de subastas en internet para que la gente puje. La sorpresa llega al salir de la ducha y volver a ver cómo van las pujas, ya que del precio inicial de 10 dólares, se han sobrepasado a los 180.

  • ¿Por qué piensas que una prenda en una percha no vendía lo suficiente y la forma en la que ella lo ha enfocado sí?
  • ¿Qué valores y características acerca de sí misma y de la chaqueta ha transmitido ella con la forma en la que ha presentado la prenda en la web?
  • Quizá te sorprenda saber que en otros capítulos de la serie se ve cómo la puja llega a unos cuantos cientos de dólares más. ¿Por qué razones crees que la gente está tan dispuesta a comprar moda y gastar tanto en ella? (Tiene seguramente mucho que ver con las sensaciones que le produce esa prenda, o el estilo y la clase que representa).

Esta pregunta que viene a continuación puede ser interesante de responder teniendo algunas fotos personales en la mano, quizá usando las que tienen en su móvil y que representan su forma habitual de vestir. Terminaremos la actividad con esta batería de preguntas y las conclusiones que se derivan de ella.

  • ¿Puedes pensar en qué proyectas hacia fuera con tu forma de vestir y por qué la elegiste?
  • ¿Qué cosas suelen influir para que escojas una prenda u otra?
  • ¿Cuánto estarías dispuesto o dispuesta a pagar por una prenda si consideraras que dice lo suficiente acerca de ti?